EDUCACIÓN LÍQUIDA. Zygmunt Bauman.

Vivimos en un mundo en continuo movimiento, dinámico, cambiante… líquido. En cambio nuestro sistema educativo se empeña en mantenerse estático, quieto, sólido.

No se puede definir mejor esta inquietud generalizada. De hecho, este concepto va incluido dentro de un discurso mucho más amplio denominado “Modernidad líquida”. En él, el sociólogo y filósofo polaco describe un panorama actual repleto de realidades flexibles donde apenas hay hueco para verdades absolutas y conocimientos sólidos.

Critica la educación concebida como producto, que defiende la noción de conocimiento útil para toda la vida. A cambio, propone una educación entendida como proceso, donde se emplea un conocimiento de usar y tirar. Este deja de ser absoluto y hermético para pasar a ser flexible, mutable, dinámico e incluso volátil. Consecuentemente, Bauman entiende la educación como una “acción continua de la vida” (Lifelong Learning)

¿Con qué retos se enfrenta la educación actual?

En una de sus ponencias: “Educar en la modernidad líquida” (2013), Bauman plantea 3 retos a tener en cuenta:

1  El reto de tratar con la ingente cantidad de información.

2 El reto de convivir con la tiranía del momento.

3 El reto de armonizar la relación maestro – alumno.

Ante tales retos, la respuesta de los agentes educativos debe encaminarse a propiciar un desarrollo continuo de personas tolerantes al cambio.

 

Su obra Sobre la educación en un mundo líquido (Paidós Ibérica) consiste en una serie de conversaciones entre el educador Ricardo Mazzeo y el propio Bauman, desarrolladas en el contexto de la crisis económica iniciada en 2008, que dio al traste con la asociación entre consumismo y felicidad.

La memoria, base de la educación tradicional, parece hoy día un componente secundario. El esfuerzo educativo no guarda una correlación clara con el éxito social. Y la cultura ya no es un conjunto “sólido” de saberes, sino algo fugaz, cambiante, “líquido”.

“Aún debemos aprender el arte de vivir en un mundo sobresaturado de información. Y también debemos aprender el aún mas difícil arte de preparar a las próximas generaciones para vivir en semejante mundo”. (Zygmunt Bauman).

@EspaiEduca

«Las Princesas Tambien se Tiran pedos.» De Ilan Brenman

¿Qué pasa cuando una niña tiene una duda existencial, una pregunta cuya respuesta no conoce y desea saber por encima de todo? Pues que tenemos el punto de partida de “Las princesas también se tiran pedos“, una historia original de Ilan Brenman ilustrada por Ionit Zliberman y publicada en España por Algar Editorial.

La pequeña Laura quiere saber si las princesas se tiran pedos. Así que al llegar de clase lo primero que hace es hacerle la pregunta a su padre -lo cual ya nos permite ofrecer una primera lección a nuestros pequeños lectores, que los padres y madres están siempre a su lado para ayudarles a resolver sus dudas-.

 

Sorprendido, éste le contesta que cree que sí, aunque la respuesta no es suficiente para satisfacer la curiosidad de la niña, que no cree que eso sea posible. Para poner fin a la duda, recurrirán a “El libro secreto de las princesas“, en el que se relata con todo lujo de detalles como Cenicienta, Blancanieves o la Sirenita, efectivamente, se tiraban pedos, aunque este detalle pasara inadvertido para todo el mundo.

Tras este argumento se esconde una historia que nos permite abordar con nuestros hijos cuestiones como los estereotipos o la idealización de lo que nos rodea y que consigue volver más mundanos, quizás incluso más humanos, a personajes que la literatura -y en ocasiones también el cine- han mostrado como perfectos con el paso de los años. Ninguna princesa deja de serlo por tirarse pedos, así como tampoco dejan de ser bellas.

Consulta el capítulo titulado «Problemas gastrointestinales y flatulencias de las princesas más encantadoras del mundo» y le revela a su hija otra realidad sobre los cuentos tradicionales. Algunos de ellos, incluso tuvieron gran transcendencia en sus vidas, aunque la versión que se ha transmitido en los cuentos tradicionales lo oculte. Laura se queda tranquila, ha resuelto su duda: las princesas se tiran pedos; pero, a pesar de todo, siguen siendo bellas princesas.

Un divertido libro que los niños leen (o escuchan) con una sonrisa cómplice y traviesa, que les permite disfrutar del placer liberador que los adultos experimentamos ante el humor transgresor y que rompe estereotipos, hermanos de los prejuicios, lo que siempre está bien.

Esta huida de la perfección nos permitirá ofrecerles a los pequeños una valiosa lección que les será de gran utilidad en su vida. Se trata de un libro recomendado para niños y niñas de entre 3 y 6 años.  ¿Os apetece un poco de Lectura ?

 

 

@ EspaiEduca

Que es la Pedagogía Activa.

A poco que uno se ponga a buscar dará con un buen número de pedagogías alternativas y movimientos sociales a favor de las Escuelas Libres, del respeto al ritmo de aprendizaje de los propios niños.

No solo existen estas escuelas democráticas, sino también otros movimientos, como el Homeschooling o el Unschooling, es decir, la enseñanza en casa, un aprendizaje vital lejos de sistemas oficiales, lo que se entendería también como desescolarización, pero no en el sentido de abandono, sino como observación y aprendizaje del entorno.

Hay grandes referentes dentro de la enseñanza respetuosa. El primero es la pedagoga italiana  María Montessori. Se graduó en 1896 en Medicina, siendo la primera mujer médico en Italia. Fue una innovadora de los métodos pedagógicos a principios del siglo XX.

El austríaco Rudolf Steiner (1861-1925) es el creador de la pedagogía Waldorf: el aprendizaje de los niños se realiza a través del juego y del movimiento.

Loris Malaguzzi alcanzó un reconocimiento mundial gracias a sus ideas educativas y a su labor en la creación de escuelas infantiles municipales para niños y niñas en la ciudad italiana de Reggio Emilia; un verdadero ejemplo de educación progresista, democrática y pública.

Más contemporaneos son los alemanes Rebeca (1939) y Mauricio Wild (1937), que utilizan la pedagogía Pestalozzi, basada en el pedagogo suizo Johann Heinrich Pestalozzi (1746-1827); el pedagogo italiano Francesco Tonucci, Frato (1941); o el educador británico sir Ken Robinson (1950), considerado un experto en asuntos relacionados con la creatividad y la calidad de la enseñanza.

 

 

Fundamentos de la Pedagogía Activa .

  • Respeto a la personalidad del niño: se basa en el reconocimiento y la aceptación de las diferencias individuales.
  • Educación individualizada: procura el desarrollo armónico de todas las capacidades del niño.
  • Educación para lo social: por medio de la interacción del grupo al que el educando pertenece se le integra para que participe y contribuya en la modificación social a que aspira
  • Desarrollo de la capacidad creadora: fomentar la creatividad y la libre expresión dará al niño satisfacción y seguridad
  • Libertad y responsabilidad: la libertad se realiza en el interior de la persona y se manifiesta en la posibilidad de elección, toma de iniciativas y decisión entre varias alternativas, asumiendo la responsabilidad de la propia elección. Esa libertad individual no existe fuera de un contexto social, y quien actúa al margen de tal realidad, sin respeto por los demás, no está ejerciendo la libertad, sino el individualismo
  • Objetivo fundamental: el desarrollo armónico e integral del educando, logrando una sólida conciencia de convivencia en la escuela, en el hogar, en la comunidad en la que vive

Si bien las diferentes metodologías de aula pueden enfocarse hacia el ejercicio de una pedagogía activa, hay algunas que resultan más acordes a esta forma de enseñanza-aprendizaje. Su objetivo,  llegar a la trasformación educativa, hacia una educación más respetuosa para la infancia y para nuestra forma de ser y sentir nuestra relación con esta.

Os recomiendo un vídeo que sin duda os hará reflexionar sobre  el tema y la importancia de un cambio de paradigma en nuestro sistema educativo.

 

 

 

@EspaiEduca.