Cómo y por qué es importante Gestionar el Tiempo.

¿ Que es la Gestión del tiempo ?

La gestión del tiempo es un conjunto de prácticas, habilidades y técnicas que se utilizan para planificar, organizar, asignar y controlar el tiempo dedicado a actividades específicas, con el objetivo de aumentar la eficiencia, la productividad y el logro de metas. La gestión del tiempo implica tomar decisiones conscientes sobre cómo se utiliza cada momento disponible para maximizar los resultados deseados.

La gestión del tiempo no solo se trata de hacer más cosas en menos tiempo, sino de hacer las cosas correctas en el tiempo adecuado. Al desarrollar y perfeccionar estas habilidades, los profesionales pueden mejorar su eficiencia, reducir el estrés y lograr un rendimiento óptimo en sus roles laborales.

La gestión del tiempo es la práctica de gestionar tu trabajo para asegurarte de que estás utilizando tu tiempo de la manera más consciente posible. La gestión del tiempo puede aumentar la productividad, pero la mayor ventaja de la gestión eficaz del tiempo es la capacidad de establecer correctamente las prioridades en tu día para hacer espacio para el descanso y el cuidado personal.

¿ Por que es Importante Gestionar el Tiempo.

En la actualidad, sufrimos interrupciones constantemente, generadas por herramientas, notificaciones, emails, redes sociales y muchas otras cosas más. En nuestra economía de la distracción, el caos se ha convertido en la norma.

Es casi imposible concentrarse en lo que realmente importa o saber si le estás dando prioridad al trabajo correcto en el momento adecuado. Lo que tenías planeado para el día se esfuma ante las tareas de alta prioridad, los mensajes aparentemente urgentes y las notificaciones interminables. El 80 % de los trabajadores del conocimiento informan que trabajan con su bandeja de entrada u otras aplicaciones de comunicación abiertas para seguir el ritmo del trabajo. Como resultado, los trabajadores son menos eficientes y es más probable que los mensajes, las acciones y las fechas de entrega se pasen por alto.

Cuando una persona no sabe gestionar su tiempo las consecuencias no se hacen esperar. Nuestra salud, el trabajo y las relaciones familiares pueden verse afectadas por una gestión ineficiente de nuestro tiempo. A continuación se muestra una clasificación de las áreas que pueden verse afectadas por nuestra falta de organización:

Consecuencias para la salud
La falta de organización puede llevar a situaciones estresantes y generar ansiedad al tener que lidiar con plazos ajustados o acumulación de trabajo. El estrés o la ansiedad que esto nos genera suponen un factor de riesgo para la aparición de algunas enfermedades, como es el caso de los trastornos cardiovasculares (hipertensión o ataques cardíacos) o digestivos (colon irritable, úlceras, acidez).

Pero también nuestra salud mental puede verse afectada. Los trastornos de ansiedad, las adicciones, o la depresión pueden verse precipitados por una mala organización del tiempo. La ausencia de descansos (que deben estar incluidos en tu planning de organización del tiempo) es una de las causas más comunes de la repercusión de la falta de tiempo en tu salud.

Además, la constante sensación de estar ocupado puede llevar al agotamiento y al estrés crónico, que puede suprimir las respuestas del sistema inmunológico, haciéndote más susceptible a infecciones y enfermedades. Y ese estrés y ansiedad constantes pueden perturbar los patrones normales de sueño, llevando a insomnio o a un sueño de mala calidad, lo que a su vez afecta la salud general.

Por otro lado, el mal manejo del tiempo puede conducir a hábitos alimenticios poco saludables, como comer en exceso, preferir comida rápida por falta de tiempo para preparar comidas saludables, o saltarse comidas. Igualmente, ese déficit organizativo puede resultar en una falta de tiempo dedicado a la actividad física, lo que conlleva riesgos de salud como enfermedades cardíacas, diabetes y obesidad.

Consecuencias en el trabajo
La reducción del rendimiento, el estrés laboral, el burnout (estar quemado), la incapacidad para asumir tareas interesantes por no tener tiempo para ello o la pérdida de objetivos son algunas de las secuelas que la falta de organización pueden tener sobre nuestra profesión.

Y es que, sin una estructura de tiempo clara, las tareas pueden llevar más tiempo del necesario, reduciendo la eficiencia general. Así, la calidad del trabajo se ve disminuida, ya que la prisa por cumplir plazos puede afectar la atención al detalle. La desorganización a menudo conduce a errores en la priorización de tareas, lo que puede resultar en la entrega tardía de proyectos y objetivos no alcanzados.

¿ Como gestionarlo de forma eficaz?

Gestionar el tiempo eficazmente es fundamental para aumentar la productividad y lograr un equilibrio entre el trabajo, los estudios y la vida personal. Aquí tienes algunas formas prácticas de gestionar el tiempo:

1. Establecer metas claras:

  • Define metas a corto y largo plazo para tener una dirección clara.
  • Prioriza tus metas según su importancia y urgencia

2. Planificación diaria:

  • Crea una lista de tareas diarias para organizar tu jornada.
  • Utiliza herramientas como agendas, aplicaciones de gestión de tareas o calendarios.

3. Priorización de tareas:

  • Identifica y enfócate en las tareas más importantes y urgentes primero.
  • Utiliza la matriz de Eisenhower para clasificar las tareas según su importancia y urgencia.

4. Técnica Pomodoro:

  • Divide el tiempo en bloques de trabajo (por ejemplo, 25 minutos) seguidos de un breve descanso.
  • Esta técnica ayuda a mantener la concentración y a evitar la fatiga mental.

5. Elimina distracciones:

  • Identifica y minimiza las distracciones, como notificaciones de teléfono o redes sociales.
  • Considera utilizar aplicaciones o configuraciones que bloqueen distracciones durante períodos específicos.

6. Delegación de tareas:

  • Delega responsabilidades cuando sea posible y apropiado.
  • Esto libera tiempo para concentrarte en tareas más críticas.

7. Aprender a decir no:

  • No aceptes más tareas de las que puedes manejar.
  • Aprende a establecer límites y decir no cuando sea necesario.

8. Automatización de tareas:

  • Utiliza herramientas y software para automatizar tareas repetitivas siempre que sea posible.
  • La automatización puede ahorrarte tiempo y reducir errores.

9. Evaluar y ajustar:

  • Regularmente revisa tus metas y ajusta tu enfoque según sea necesario.
  • Aprende de tus experiencias y mejora continuamente tu proceso de gestión del tiempo.

10. Tiempo para descansar:

  • Incluye períodos de descanso en tu planificación para evitar la fatiga y mejorar la concentración.
  • El descanso adecuado contribuye a un rendimiento más eficiente.

11. Aprender a delegar:

  • Si trabajas en equipo, asigna tareas según las habilidades y fortalezas de cada miembro.
  • La delegación eficiente distribuye la carga de trabajo y mejora la eficiencia.

Recuerda que la gestión del tiempo es una habilidad que se perfecciona con la práctica y la adaptación a tus necesidades específicas. Experimenta con diferentes enfoques y encuentra la combinación que funcione mejor para ti.

 

 

¿ Quieres aprender a gestionarlo de forma eficaz ?

Ponte en contacto con nosotr@s

 

¿Y si emprender es un estilo de vida y no solo crear una empresa?

Ser una persona emprendedora no significa necesariamente tener una empresa, significa reunir características puntuales que conlleven a atacar con eficientes soluciones los problemas; actuar con creatividad en dar respuestas acertadas a cualquier interrogante.
Toda persona emprendedora sabe, que cada revés que tenga; debe hacer lo posible para convertirlo en un paso más hacia el éxito de su proyecto, y por qué no al proyecto de vida.
Al desarrollar un proyecto con pasión te embarga una emoción, una energía positiva que hace que involucres tu proyecto en casi todos los aspectos de tu vida; decidiendo con tus propias decisiones, y de manera equilibrada, qué tiempo darle a cada uno de ellos.
Todo lo que marca una pauta en las actividades cotidianas de una persona, termina por convertirse en un estilo de vida; el emprendimiento no escapa a esta norma.
En todo este proceso de aprendizaje, vas aumentando tu autoconfianza, ya que, si no crees en ti y en tu proyecto, cómo podrás vendérselo a otros. Además, adquieres disciplina fundamental para el manejo de personal. Todos los días se presentan nuevos desafíos, persevera y no te rindas ante las fallas.
Es fundamental aprender a manejar la frustración que arrastra el no conseguir resultados rápidos; en la medida en que nuestro proyecto avanza, nos damos cuenta de que es absolutamente necesario adquirir conocimientos en otras disciplinas.
Además de ir incorporando los nuevos hábitos en nuestra vida y así, estar siempre actualizados y actualizadas.
Si definitivamente podemos hacer del emprendimiento un estilo de vida que al final, nos proporcionará mayor satisfacción personal y profesional.
Nuestra misión en la vida, la misión de EspaiEduca emprender y queremos aprender contigo.

@espaieduca

 

Misión Emprender. Los hábitos de los emprendedores de éxito.

Las cosas importantes.

¡Levántate, sonríe y continúa!.

Cada día trae consigo un milagro diferente, sí, así como lo oyes, un milagro. Los milagros no necesariamente deben ser tan inimaginables como creemos, el simple hecho de tener vida, de respirar cada mañana al despertarnos , de descubrir nuevas oportunidades….

La vida misma es un milagro y no debemos dejar escapar la oportunidad de sonreír, de jugar, de correr.

Si ayer no fue el mejor día de tu vida, no pasa nada. Todo es pasajero.

Cuando cambiamos la manera de ver las cosas todo a nuestro alrededor cambia, una actitud positiva hace que nuestra percepción de lo que nos rodea cambie y percibamos lo positivo de la vida.

Si no sabes que hacer haz lo siguiente: siéntate en tranquilidad, cierra tus ojos, calla tu mente y escucha tu corazón, escúchate a ti mismo y descubre lo que tu corazón tiene que decirte.

EspaiEduca

Creando Espacios Para reflexiones Positivas.

Tus Sueños.

Por más lejos que estén tus sueños nunca dejes de perseguirlos.

Así es, nunca permitas que nada ni nadie te arrebata tus sueños. Si están en tu corazón y en tu mente es por alguna razón.

Construye tu vida de tal manera que cuando veas atrás veas todo lo que has avanzado, lo que has logrado.

Piensa en cada momento que lo que vas hacer ahora puede ser lo mejor de tu vida, piensa que cada vez lo harás mejor y ese espíritu de lucha te impulsará día tras día por el sendero del éxito y la felicidad.

Recuerda que un nuevo día es una nueva oportunidad para hacer historia. Escribe la historia de tu vida llena de amor, de coraje, de valentía y sobre todo llena de paz.

AliciaG.Vadillo

 

Pon Fecha a la Acción.

Pon Fecha a la Acción.

Piensa y planifica. Pero pon fecha a la acción sino, te quedarás solo con la idea.

Todo cambia en la vida, todo tiene un final, las cosas, los momentos siempre van renovándose y nos vamos moviendo en ciclos que también evolucionan, y es por ésto mismo que debemos ACTUAR, no sólo te quedes con la idea, no solo lo pienses, no solo lo desees, ¡hazlo! ¡actúa! ponle fecha a tus metas, a tus sueños.

Es bueno pensar, sí; es bueno planificar, claro que sí, pero ahora a lo que va… ¡Muévete!

Porque la vida sigue, el tiempo pasa, los años siguen, ¡y vaya que van rápido!

Es posible que te lleve un tiempo organizarte, es posible que el inicio no sea fácil… nadie dijo que la vida es fácil, y recuerda que somos seres que evolucionamos y debemos crecer, debemos caminar con la vida.

Aunque sea un paso pequeño, pero debemos hacerlo. Debemos arriesgarnos, no es posible que nos quedemos con las ganas de haberlo hecho o con la típica frase de «que hubiera pasado si lo hubiera hecho»…

Sigue con tus sueños, avanza, da un paso. No te quedes solo con la idea.

AliciaG.Vadillo