El docente en el e-Learning

Cada vez la metodología e-Learning está más integrada en nuestras vidas gracias a la flexibilidad que nos ofrece para poder formarnos sin depender de un horario, ni tener que ir a un centro concreto. Además, el e-Learning nos da la posibilidad de utilizar un sinfín de recursos multimedia y de poder enlazar con fuentes de información externas al curso de una manera ágil y dinámica. Pero ¿Qué supone esto para el docente?

El docente ha de hacer un cambio de mentalidad muy importante, ya no va a estar delante de los estudiantes, por lo que no podrá ver sus reacciones respecto a si les interesa el contenido, si realmente lo están comprendiendo… Pero no es un problema.

En la formación e-Learning el docente pasa de tener un papel de protagonista delante de la clase, a ser un moderador de la acción formativa gracias a fomentarla participación de los estudiantes en el aula virtual. De lo contrario, el alumno entraría en un bucle de desatención y dejaría de lado la formación.

Para fomentar esa participación y motivar a los estudiantes dispone de muchas herramientas, como los foros, e incluso puede recurrir a la gamificación. El buen uso de estos recursos le permitirá evaluar que realmente se esté siguiendo correctamente el temario, y fomentará las ganas de aprender.

Group of diverse people with speech bubbles icons

Además, se convierten en herramientas de vital importancia las tutorias, donde se puede entrevistar al alumno por medios como la videoconferencia, donde tratará directamente con el alumno sobre su progresión en el curso e inquietudes.

Si quieres aprender sobre como dinamizar un curso e-Learning, te proponemos el siguiente curso: Dinamización de Cursos e-Learning.

Aprender jugando

Estudiar delante de un libro no es la única forma de aprender, de hecho, en muchos casos puede resultar aburrida, repetitiva y desmotivadora. Además, únicamente es capaz de trasmitir conocimiento. Pero en el mundo actual ya no se valora simplemente el coeficiente intelectual de la persona, de hecho, existe el concepto de inteligencias múltiples, donde se valora aptitudes como la empatía, la capacidad de resolución de problemas, el liderazgo… Pero ¿Cómo fomentarlas? ¿Como enseñarlas?

 

 

Una de las técnicas más efectivas para enseñar competencias es la Gamificación, básicamente consiste en aprender jugando, aunque no sirve cualquier juego. Para poder motivar a los alumnos, independientemente de la edad que tengan (los adultos también podemos jugar y aprender), el juego consiste realizar acciones que fomenten el aprendizaje de lo que queremos enseñar, entregando premios para fomentar la competitividad, o recompensas para fomentar le interés en la materia.

Además, los beneficios de utilizar las técnicas de Gamificación son rápidos y buenos. A todos nos gusta jugar, y gracias a eso, los alumnos aumentan el interés en la materia al pasarlo bien y el rendimiento al existir un punto de competitividad.

 

 

¿Quieres Saber Más ?